domingo, 31 de mayo de 2020

¿FEUDALIZACIÓN DEL PODER EN VENEZUELA?


Más allá de las "definiciones" de un Sistema Político hay que intentar "describirlo", como una especie de "anatomía y fisiología" del poder, la política y el político. No otra cosa hizo Maquiavelo en "El PRINCIPE" desde la observación directa y el estudio de la Historia. En el caso venezolano, harían falta muchos estudios pero podemos intentar "fijar" algunos aspectos relevantes, en este caso me centro en lo que podemos llamar la "feudalización-del-poder"; suspendida de hecho la Constitución (solo se aplica lo que convenga), el poder está fragmentado y repartido de manera fáctica. En el llamado "gobierno" hay un presidente de cuestionada legalidad y legitimidad de parte de un importante sector político y social y un poco más de 50 países. En torno a él se cohesiona(?) parte de la estructura burucrática y la influencia, no negada, del régimen cubano y otros intereses económicos internacionales. En paralelo está otro dirigente de poder público visible, presidente de una "constituyente" supra-constitucional y con plenos poderes. Además preside el partido de gobierno y se le atribuyen fuertes e importantes influencias económicas y militares. Un tercer dirigente, con rango vicepresidencial y responsable de las políticas económicas y ahora también responsable de PDVSA. Una evidente, no oculta ni negada TROIKA DEL PODER. El "sector-militar" también está fragmentado en un archipiélago de "grupos y fuerzas" fuertemente penetrado por intereses económicos, políticos e ideológicos y bajo"vigilancia y sospecha" permanente. Sobre estas 4-bases se "sustenta y sostiene" el régimen y toda las estructuras de poder y gobierno "arriba y abajo". ¿Es sostenible este "modelo” en el tiempo?. No lo sé. Si no se divide internamente (implosión) puede durar y más si la torpe oposición (igualmente también dividida y enfrentada) no lo entiende. He tratado de ser descriptivo, lo que no significa que me equivoque y peque de "simplismo". Cuando los EEUU hace la propuesta "realista" de transición democrática "negociada" y la permanencia del Alto Mando mientras se organizan los procesos electorales correspondientes está reconociendo la realidad y "fortalezas" del régimen. Mientras muchos opositores siguen planteando sus diversas y contradictorias "tesis" que no discuto simplemente planteo que se analicen en la perspectiva de su viabilidad-real, factible y objetivamente posible. Un repaso rápido: El TIAR, con EEUU en proceso electoral y una América Latina sumida, cada país, en una grave crisis económica, social y política, luce poco probable "activar el Tiar". El "golpe" tan deseado y proclamado por muchos es cosa de "conspiradores y uniformados" que debe haberlos (algunos desde la seguridad del exterior) el régimen lo sabe y el modelo-castrista ha sido eficaz en "preveerlo". Por ultimo, la "invasión" irreal, fantasiosa y extemporánea, por las elecciones en EEUU y porqué están empantanados en el Medio Oriente y la mayoría de los norteamericanos no "quieren otra guerra" y por eso, por exigencias electorales está retirándose parcialmente del Medio Oriente. Cualquier escenario es posible pero no veo en el horizonte 2020 los "escenarios bélicos" y la gravedad de la crisis venezolana exige soluciones políticas de corto plazo; quizás no las deseables en un plano teórico, pero toda solución política es insatisfactoria por definición. Eso lo supo Maquiavelo y lo escribió, más allá de sus propias ideas y deseos y por eso El-Principe se sigue leyendo. Al margen y para terminar, en lo personal preferiría soluciones no violentas, racionales y de sentido común y devolverle a la política su mejor sentido, que no es otro que el "acuerdo-en-el-disenso" sobre la base del interés general y el BIEN COMÚN en este caso la tranquilidad y las oportunidades y la prosperidad a TODOS LOS VENEZOLANOS.

jueves, 28 de mayo de 2020

Gloria Castillo


Una búsqueda de lo femenino y el misterio a través del Arte

"Afligida fuime a una imagen de Nuestra Señora y supliquéla que fuese mi MADRE"
Santa Teresa de Jesús



El imaginario poético y artístico de Gloria Castillo es raigalmente telúrico y religioso. Una búsqueda de la femineidad como existencia y misterio. Desde si misma y sus creencias "marianas" de la mujer terrenal y celestial. En su obra hay una permanente dualidad y ambigüedad conceptual en cuanto a la "representación" de la figura religiosa. Hay una evidente tradición popular y religiosa en sus "vírgenes", que en el fondo siempre es la misma como lo postula la propia doctrina. Pero igualmente está el culto muy arraigado de la Virgen del culto popular, local o nacional. Gloria lo asume a plenitud y lo hace en clave ornamental, artesanal y popular pero igualmente en formas y colores barrocos (según los entendidos el más identitario de nuestro mestizaje y sincretismo cultural), Gloria lo asume a plenitud. Como todo arte verdadero, es una búsqueda del misterio que anida en nuestro propio interior y en el misterio del mundo. Gloria "se-busca" y se "expresa" en su arte, basta hablar con ella de su obra y desborda entusiasmo. Sus "materiales" son humildes, cotidianos. No así el "tema" la incomparable, única y universal joven-mujer, convertida en arquetipo y paradigma de ese "encuentro extraordinario entre la tierra y el cielo”. La mujer-hija, esposa, madre sometida a todas las "pruebas" humanas y cuyo destino se resuelve en la humilde obediencia, el dolor infinito y sin medida y la gloria de Señora del Cielo y compañera fiel del doliente y esperanzado. En el fecundo culto-mariano cristiano hay un entronque antropológico y cultural con los cultos ancestrales pre-cristianos y siempre en el borde, a nivel popular, con la sacralización de la madre y el propio misterio de la mujer en general. Gloria "bucea" en estas aguas profundas del inconsciente propio y colectivo y su particular religiosidad católica. Sus cuadros crean un lenguaje y transmiten esa búsqueda terrenal y artística de un ideal.

martes, 26 de mayo de 2020

Volver a la Realidad


("mensaje sin destino" a la genérica y difusa y confundida "opinión- pública-opositora")


Una estrategia es una visión y proyección de largo-plazo (?) que se "relativiza" en cada caso y circunstancias. En el caso venezolano, ya no hay paciencia en la mayoría. Y las frustraciones políticas y las urgencias económicas no propician la "espera" y menos con tantos "opinantes en RRSS y evidente división en la dirigencia política. Vamos a los HECHOS.
1-Muere HCHF y designa un heredero, electo(?) en elecciones fuertemente dudosas. El candidato opositor HCR, promete "cobrar" y hay un gran potencial de movilización “de-calle”. Todo se diluye y se le pasa la "responsabilidad" al "tiempo de Dios", respetable frase bíblica, pero que en la historia concreta toca definir a los seres humanos.
2-El potencial de "Calle" se canaliza entre el 2014 y 2017 con resultados conocidos y con altos sacrificios y costos pagados
3-En el 2015 se impone la línea sensata y unitaria de las elecciones con un exito total y la torpe promesa de las altas expectativas de cambio en un "corto-plazo". El resultado es obvio.
4-En el 2019, entre el VAMOS-BIEN triunfalista y el VAMOS-MUY-BIEN reincidimos en las "expectativas-no-cumplidas" y la gran frustración colectiva que aunado a la crisis económica y social y al éxodo masivo (5 millones obligados a irse) más la burla de los "diálogos y negociaciones".
5-Llegamos a la locura de una oposición, no sólo dividida sino, todos descalificando a todos y las perversas e infantiles tesis de: Invasión, golpe, colaboración... Y otra vez discutiendo ad-infinitum: si negociamos o no, si se va o no a elecciones. El problema no es quién tiene"razón", sólo después se "sabrá" ; lo importante es "ubicarse" en la realidad y "medir" con objetividad fortalezas y debilidades del régimen y de la oposición y ACTUAR en consecuencia, indistintamente de lo que pensemos y deseemos cada quién.
6-El escenario internacional NO DEPENDE DE NOSOTROS. Hay realidades geo-políticas y económicas con sus propias dinámicas, como la "aparicion" no prevista hace un año, de la pandemia-global, con la cuál estamos lidiando. Mi impresión es que cada partido y liderazgo y sectores y grupos de influencia tienen "agendas particulares" y ocultas, la"desconfianza" priva y el régimen la estimula y se aprovecha políticamente para "permanecer" a pesar de sus propias diferencias y contradicciones internas. El miedo-común a perder el poder y el gobierno los une. En la oposición, aparte de miedos y temores compartidos y algunos intereses "non-santos" y el empeño suicida del "candidato-soy-yo"; mi-partido-es-el-más-importante" Y el perverso y estéril "desenfoque-politico" de la "oposición" en el exterior. El régimen de manera hábil, J.V. Gomez lo hizo con mucho éxito y los "castristas" ni hablar. Tienen "penetrada-hasta-los-tuetanos" a la-oposición “de adentro y de afuera", con amenazas y corrupción a muchos y muchos-socios y camuflados, casi siempre los más radicales, para disimular y engatusar ingenuos opositores que sobran. Las coyunturas cambian, todo puede pasar, pero nadie sabe "el cuando y el como". La coyuntura internacional en este monento de pandemia, recesión y contracción económica global y elecciones en EEUU no creo que permita involucrarse a fondo y a todo riesgo a nadie, y las "sanciones" tienen sus límites y eficacia relativa. Lo único políticamente real que "visualizo" son las elecciones "negociadas" y la oferta norteamericana de dejar al actual alto-mando para garantizar la gobernabilidad y la eventual transición. Lo perfecto-teorico, conspira contra lo-bueno-real. "Realidad-manda" en cosas ordinarias y pedestres de la vida, como política y economía.

domingo, 24 de mayo de 2020

¿UNA SOCIEDAD Y UN PAÍS PUEDEN SUICIDARSE?


Todo termina, de alguna manera, pero realmente se transforma. El problema es cuando estos "cambios-históricos" los proyectamos en temporalidad-existencial. Culturas y civilizaciones se mueven en términos de milenios, Sociedad y Economía y Pueblos y Naciones y Estados en siglos y la política como expresión visible y superficial de las "fuerzas e intereses" estructurales y coyunturales, en años, décadas y excepcionalmente siglos. De allí que F. Braudel, historiador francés, que estudió la HISTORIA desde las Ciencias Sociales hablaba de LARGA-DURACIÓN (CULTURA-en su sentido más amplio: usos, costumbres, creencias, mentalidades, etc.) DURACIÓN-MEDIA (ESTRUCTURAS SOCIALES Y ECONÓMICAS) Y CORTA-DURACIÓN (POLÍTICA, COYUNTURAS, COTIDIANIDAD, MODAS, INNOVACIÓN-TECNOLÓGICA, ETC.). De allí que el "mundo y la humanidad van a cambiar despúes del coronavirus", es una evidente exageración; lo que no significa que "algunas cosas pueden o van a ser diferentes"; incluso nosotros mismos en nuestros hábitos, costumbres y actividades, muchas menos de lo que hoy pensamos. Es como cuando vamos al médico o el 31 de diciembre, "nos prometemos cambiar". Al mes, en general seguimos siendo los mismos y no puede ser de otra manera, una genética, una personalidad, un carácter, una cultura, unos hábitos, siguen allí, lo que no significa que no podemos cambiar algunas cosas.

Volvamos al punto inicial. ¿Se acabó Venezuela?. En absoluto, para que se me entienda. La Independencia fue una radical "ruptura política", pero la sociedad criolla seguía siendo la misma, dividida en castas y clases cerradas, sin movilidad social y economía esclavista, hasta 1854. Y "arriba" llegaron un "grupito" de nuevos-ricos, la mayoría aprovechados de la guerra y la crisis (como siempre), Paez y otros se convierten en los "nuevos dueños”. En Venezuela la mal llamada "burguesía nacional" siempre ha tenido su origen en el gobierno de turno. Venezuela, como Nación-Sociedad y Estado tiene larga vida; lo que tenemos es un problema de corto plazo de necesidad y urgencia de cambio de gobierno y políticas. Una economía destruída y necesidad de recuperarla en el corto-mediano plazo con las reformas y correcciones necesarias, de eso se trata. Una sociedad desbordada por la corrupción e impunidad, el facilismo irresponsable del "rentismo" que nos mal acostumbró; es lo que se ha llamado "sociedad enferma" y "grave y prolongada crisis" que nos toca resolver a los venezolanos en un contexto geo-político-complejo. Ninguna sociedad se suicida, siempre habrá "soluciones y salidas" políticas, el problema es que queremos que la "solución-sea-ya-y-como-YO-digo-y-me-convenga", es como cuando el médico dice que hay que operar y el paciente pregunta, asustado, "Doctor, y no lo podríamos resolver con pastillas?".