domingo, 19 de septiembre de 2021

Miguel Angel Jusayú

 


Uno de los pocos libros autobiográficos que he leído en donde el autor es absolutamente honesto.
No se "esconde"en las palabras. Miguel Angel Jusayú nos dice desde la primera a la última letra "aquí estoy, este soy yo". Con un excelente lenguaje, sencillo y directo, se nos presenta.
"Así pues, yo había nacido en la vivienda de Yalü'yalü Jusayú a fines del año 1933, a la llegada de una noche tal vez muy oscura y silenciosa y al comienzo de la época lluviosa". Me recordó el estilo del gran Juan Rulfo y su Pedro Páramo y El llano en llamas.
¿Puede un ser humano conocer su destino anticipadamente? En absoluto.
Seria negar el libre albedrío. y el azar. El tiempo y las circunstancias y quienes nos rodean y las personas con las cuales tropezaremos y nos cruzaremos en la vida, tampoco lo sabe nadie.

Nos vamos haciendo y deshaciendo, "gastando y desgastando". San Agustín en sus "Confesiones" se nos presenta desde el alma o espíritu, viviendo en orfandad con respecto a Dios y "descubriéndolo" como ser y razón de ser para el resto de su vida.
Miguel Angel Jusayú lo hace desde su realidad concreta, de guajiro, nacido y criado en la Guajira y su tragedia de la ceguera. En su testimonio, no hay queja ni lástima, al contrario identificación total consigo mismo, con su gente y su tierra, con sus costumbres, tradiciones y cultura.
Su realidad-mundo no era "bueno ni malo", simplemente era y él formaba parte de esa realidad que él no juzgaba, al contrario se sentía bien porque era su hogar.

Para el guajiro su"patria"es la Guajira. Venezuela/Colombia son realidades fronterizas del hombre blanco, del alí'juna, del que no habla nuestra lengua.

Migue Angel Jusayú, después de una vida de aventuras y desventuras. De joven guajiro en la Guajira pasa a invidente en el mundo alí'juna. Maracaibo, Machiques, Sur del Lago, Maracaibo, Caracas, Instituto para ciegos, aprendizaje del castellano, formación, amores, Medellín, otra vez
Machiques y Maracaibo.
En la nativa Guajira pasaba muchas necesidades, como la mayoría pero con los ali'juna era el "indiecito ciego y pobre y vendedor de lotería" . La discriminación racial y social, que si existe en nuestra sociedad, a pesar de la "modernización" y el discurso oficial.

sábado, 11 de septiembre de 2021

Economía y ciclos históricos

 

El tema económico preocupa a todos y agobia a la mayoría. De hecho es la principal causa de la masiva emigración. Una economía estancada y en retroceso y con un proyecto ideológico-político hegemónico en el gobierno y la economía, no es poca cosa. Además la crisis social y humanitaria y pandemia son realidades y desafíos que nos avasallan y sobrepasan.
La economía es compleja en si misma y la economía política aun más y en un país como el nuestro, destruido en sus instituciones, tejido social, aparato productivo y servicios, ni hablar y en una economía mundo en cambio acelerado tecnológico y geo-político.
Estamos en el siglo 21, pero el régimen se empeña en fórmulas fracasadas del siglo 20.
La sociedad también se estancó, en la miseria y en la huida. Con mucha posibilidad de errar, pienso en nuestra crisis histórica actual, que lleva varias décadas en crisis históricas anteriores padecidas, la de la emancipación y disolución de la Gran Colombia. La Guerra Civil de la Federación. "La caída del liberalismo amarillo" y la siguiente hegemonía militar andina (tachirense), El impacto del petroleo y el proyecto democrático-nacional. Y desde 1999 esta hecatombe general que a nivel político identificamos como "chavismo" y que no terminamos de entender y superar.
Mi perspectiva es general y privilegia la evolución política del país, pero con plena consciencia de la importancia de la economía en la complejidad de los procesos históricos.

domingo, 5 de septiembre de 2021

De Prometeo a Fausto

 

La ciencia más que un conocimiento es una manera de pensar, creo que lo dijo Carl Sagan y comparto la idea. Las estrellas siguen lejos pero están más cerca mientras más sepamos sobre ellas y el cosmos. El ecologista nos insta a cuidar nuestro planeta, totalmente de acuerdo. Mientras la ciencia "inventa" respuestas racionales como por ejemplo, desalinazar el agua de mar o del aire producir agua. Conservar y crear no son incompatibles pero es la tecno-ciencia que impulsa el llamado progreso humano. Si nuestros antepasados solo se hubieran limitado a cuidar las "piedras" todavía estaríamos habitando cavernas El romanticismo idealizó el mundo natural, sería interesante preguntarle a un campesino su experiencia. El indigenismo ha cultivado la imagen romántica del equilibrio entre hombre-naturaleza, válida pero no totalmente real.


El filosofo se "asombra e interroga", hermosa imagen, pero la filosofía excesivamente especulativa termina en un torbellino metafísico que se devora a si mismo. En la academia el desvarío se acentúa, al pretender someter la realidad a nuestras teorías. Esto se cumple en abundancia en la filosofía de la historia, cuando se dogmatizan unas ideas y se pretende que la realidad encaje en ellas. Un buen ejemplo es Marx y el uso abusivo de sus ideas convertidas en dogmas y teorías conclusivas de la historia. Con razón se ha citado a Marx no identificándose como marxista y eso que no conoció los manuales-catecismos estalinistas. Marx fue un estudioso de la economía y su impacto en la sociedad y la historia. Pero su mesianismo y utopismo filosófico lo convierten en un romántico idealista del "hombre nuevo y la tierra nueva". Si hubiera conocido las atrocidades del comunismo, aplicado por sus discípulos marxistas, no creo que su consciencia filosófica y racional, estaría satisfecha.


El mundo griego impulsa la llamada civilización occidental en la medida que empezó a estudiar la naturaleza "racionalmente". Es esencial distinguir racionalmente la relación no necesariamente antagónica entre "fe y razón". Igualmente entre conocimiento y verdad científica y el conocimiento no-científico, que en absoluto desmerito, al contrario en mi vida personal tiene una gran importancia el arte, la literatura, la música, el cine, la verdad-espiritual y religiosa, en general todas las verdades poéticas son importantes y las creencia honestas que no impliquen daño para nadie. Pero al mismo tiempo es imperativo aprender a discernir, supersticiones e ideologías como emociones y pasiones no sujetas a razón. La realidad no es necesariamente lo que uno ve, siente y piensa. Aprender a "controlar" nuestra subjetividad y potencial narcisismo es vital para la convivencia y el conocimiento racional cuyo principal fundamento es la ciencia.


sábado, 28 de agosto de 2021

Desencanto y agonía del Libertador

 

Para Bolívar, los años de 1828, 1829, 1930 cuando muere, fueron años de derrotas políticas. Su liderazgo y mando desafiado por todas partes, en su propia patria venezolana. En Nueva Granada, Santander y en Ecuador conspiraban los anti-bolivarianos encabezados por un venezolano, Flores. Paez, Santander y Flores encabezaban, en sus respectivos territorios de influencia, una reacción al mando y autoridad de Bolivar que incluyó el intento de magnicidio en Bogotá y el asesinato de Sucre. Como consecuencia política de ello la anarquía generalizada y la próxima desmembración de la Gran Colombia, el gran proyecto geo-político continental de Bolivar y para el corolario necesario del proceso emancipador. El colapso político, anímico y físico de Bolivar, fue una agonía de tres años, que incluía una condena a muerte en Venezuela y un ostracismo y exilio inevitable, que la muerte frustra. Como ironía, muere en una hacienda de un español que le había dado generosa hospitalidad y asistencia para el futuro viaje al exilio en un barco inglés. Asistido por un medico francés, el héroe de América y de su libertad y emancipación, termina humillado y escarnecido por su propia gente, con las honrosas excepciones conocidas. Solo el tiempo y la posteridad se encargarán de restituirle al héroe su justo lugar en la historia. El Bolivar derrotado y deprimido de estos años, escribió quizás sus textos más lúcidos y autocríticos de la tragedia emancipadora. Pero el destino trágico de Bolivar no ha terminado, reivindicado y honrado por la posteridad, su nombre fue utilizado por cualquier aventurero buscando el poder.


Ser bolivariano se convirtió en una ideología oportunista para legitimar autócratas, muy lejos del pensamiento liberal e ilustrado de Bolivar. Paez inicia la tradición con la repatriación de los restos del héroe y el Panteón como templo de la patria e icono del nuevo culto. Los caudillos siguientes o amos del poder mantienen la tradición y con Guzmán Blanco y Juan Vicente Gomez y Pérez Jiménez con "su semana de la patria" (como escolar me tocó participar) la religión de estado alcanza sus cotas más altas.


Otra ironía de la historia, Bolivar mientras más citado más tergiversado. Hasta llegar al "bolivar- quinta republicano- y eventualmente socialista”, un personaje de la historia solo puede intentar explicarse en su contexto vital. En el caso de Bolivar es un protagonista de y en su tiempo (1773-1830) sin menoscabo de la influencia posterior de sus ideas. En particular, en el empeño de la fundación y construcción de una República. Con todo y la desviación autoritaria inicial, producto de la guerra y la anarquía. Para mi la herencia política de la Independencia, en clave del siglo 20 y 21, es el desarrollo de una República democrática, de ciudadanos e instituciones, de libertad y oportunidades. Respeto al Bolivar militar exigido por las circunstancias de su tiempo. Pero el necesario hoy es el "Bolivar Civil", el lector de Montesquieu, Voltaire y Rousseau. El que legó como herencia a la Universidad de Caracas su libro personal del Contrato Social de J.J Rosseau (expuesto de manera apropiada en el despacho rectoral de la UCV). Bolivar no puede ser una excusa para la barbarie, fue un ilustrado del siglo 18/19 y un signo de progreso.


La historia de una sociedad es siempre "hacia adelante" no un mirar miope hacia atrás. La contemporaneidad de Bolivar no está en "interpretarlo" a conveniencia sino en su poder simbólico de identidad y cohesión nacional de todos los venezolanos y en el compromiso, reiterado en cada época, que somos un pueblo para la libertad. Ese es el legado de Bolivar y su visión geo-política de un sub-continente que necesita fortalecer sus lazos de cooperación, más allá del nacionalismo fanático.


Visualizaba un continente americano de bloques geo-políticos. Estados Unidos, México y Centroamerica, La Gran Colombia, que incluía a Panamá y agrega a Bolivia, Brasil, El Cono Sur o Provincias de la Plata. Así se garantizaba el equilibrio de poder en el continente y evitaba las apetencias colonialistas europeas. La Independencia fue su "tarea", quedó pendiente la República Federal y la Democracia, que era y es la tarea asignada a las generaciones siguientes y que no hemos terminado de honrar.