sábado, 9 de enero de 2021

LOS LÍMITES DE LA LIBERTAD Y LA UTOPÍA


 

Una comedia con un planteamiento de fondo serio. Un hecho real, que retrata muy bien la generación contra-cultural de los años 60/70 del siglo pasado. Una generación de jóvenes urbanos universitarios insatisfechos con sus expectativas rutinarias y conformistas de clases medias. Quieren otra cosa, libertad y aventura y construirse y ayudar a construir un mundo mejor.
Libertad y Utopía, los dos grandes mitos de la modernidad plena y cuyo epítome es el derecho a la felicidad. La mayoría de los jóvenes sin compromiso político directo, al contrario, críticos del Sistema, de las Ideologías, de la Política y los políticos.
Muchos intentaron vivir su vida a su manera y crear su propio mundo.
De esto trata la película, un hecho real, de un joven ingeniero que intentó crear una isla-estado, autónomo e independiente. Lo intenta pero como es obvio, fracasa, frente al principio de realidad y de los sistemas dominantes, que terminan definiendo y limitando, libertad y utopía y esta es la gran lección y contradicción fundamental de la modernidad. Crea demasiadas expectativas frente a las posibilidades reales para la mayoría, de lograrlas.
El ejemplo fue el Movimiento Hippie, rebeldes y contestatarios, los que no naufragaron en las drogas terminaron Yuppie, empleados y domesticados como la mayoría de los seres humanos, que con la edad y como seres sociales aprenden la dura y a veces traumática lección que la felicidad no es permanente ni es suficiente el bienestar para lograrla y que la libertad implica responsabilidades de lo contrario se pierde totalmente y la U-topía termina siendo lo que la palabra significa "lugar de ninguna parte".