martes, 7 de enero de 2020

Y seguimos...


En toda historia, hay infames y valientes, un pequeño grupo de diputados ex-opositores decidieron inscribir sus nombres en la "historia de la infamia" mientras la mayoría opositora se mantuvo leal a su electorado, que los eligió para "oponerse"y no"venderse". Igualmente es de justicia reconocer la coherencia política y coraje de la mayoría opositora que se mantuvo leal a sus electores y partidos y reeligieron, con sentido común, a Guaidó y el resto de la directiva, manteniendo el necesario y realista acuerdo parlamentario. La lucha sigue, con más confianza que nunca para el cambio necesario. El régimen, es lo que es, ni son demócratas ni creen en la democracia. Las mayorías venezolanas padecen un mal gobierno y esperan que esto cambie y pronto y éste es el mensaje para el liderazgo opositor. SEGUIR.