viernes, 14 de febrero de 2020

Rescatar a Bolívar




A Angel Rafaél


Rescatar a Bolívar de la hagiografía, de los "historiadores" que escribieron "historias-por-encargo" patrocinadas y financiadas por el gobernante de turno (existen documentos al respecto) y lo más importante, rescatarlo del culto de una pretendida religión ideológicamente aprovechada que empezó con Paez, acrecentó Guzmán Blanco y continua hasta hoy, como legitimador del autoritarismo de turno. Bolívar, nos identifica, sin lugar a dudas, y cumplió un papel histórico indudable, pero sacralizarlo es utilizarlo y desnaturalizarlo. Es un liberal-ilustrado-autodidacta-mantuano-propietario, hasta el final (de allí la venta de las minas-de-Aroa) derrotado por Paez y Santander, camino al exilio, enfermo y frustrado en sus expectativas políticas. Tenemos mucho que agradecerle y nos inspira, pero no es dios, murió con su tiempo. Ahora estamos en el nuestro. 

"Ideas"de Bolívar y escritos demuestran su inteligencia y cultura europea-occidental, pero no pasan de ser, desarrollos personales, en sus circunstancias, de ideas-aprendidas. Con un sesgo altamente autoritario y un temor patológico, propio de su clase aristocrática, a la pardocracia.

PARDOCRACIA, término que se usaba para identificar a la mayoría de los habitantes, usualmente calificada como inculta y humilde, y de manera despreciativa, igual indios y africanos esclavos (y hasta algunos blancos (?) pobres. Bolívar nació mantuano y murió como tal.

En conclusión, la idea es proteger la figura histórica de Bolívar, con la "verdad documental de los hechos" y su acción y probidad lo reivindican. Todo lo demás es interpretación (?) y manipulación política e ideológica, sustentada en libros, de una historiografía-hagiográfica.

El Bolívar legitimador-del-poder-autoritario, no es Bolívar, es la "figura-re-creada-a-conveniencia" del gobernante de turno. El BOLÍVAR-HOMBRE (no dios) como líder fundamental de la Independencia, logro de muchos, es el histórico. El "otro"es inventado a conveniencia. El Bolívar del culto popular, se respeta, forma parte de las necesidades emocionales y afectivas, de mucho humilde que todavía nota que los "beneficios" de la Independencia no le "terminan de llegar" se los quedan los oportunistas y logreros de siempre, los "vivos y corruptos"

Bolívar no era un santo, ni lo pretendía, sino un estadista con visión de continente, militar por "accidente" y frustrado en sus ideas-ilustradas de gobernante civilizado y civilizatorio. Un "sueño" que no terminamos de hacer realidad, NOSOTROS, dos siglos después.  

miércoles, 5 de febrero de 2020

Ütopya


A Lilita

La Gran Ilusión de la modernidad,el gran mito. Desde que Tomás Moro publicó su libro U-TOPIA (lugar de ninguna parte) la Humanidad se "enamoró" del concepto y de allí derivó la Idea de PROGRESO, sustentada en la exclusiva RAZÓN a través de la tecno-ciencia. Y "sereis como dioses" y nos lo creímos, como proyección y desarrollo del antiguo mito de Prometeo que le "roba" el fuego sagrado a los dioses y el posterior "espiritu-faustico" cuando Fausto se atreve a convocar todas "las potencias", en donde todo está permitido y no hay limite. Es el viejo principio del "hombre medida de todas las cosas" y que permitió a algunos pensar que había advenido el super-hombre (Nietzsche) y que Dios ya no era necesario. El hombre-nuevo,la sociedad-perfecta se tradujo en la aspiración a la FELICIDAD, de todos, en todo y siempre.

La idea-concepto de UTOPIA tiene una larga tradición en la historia del pensamiento,particularmente en el idealismo-filosofico, a partir del propio Platón y su REPÚBLICA que según POPPER inicia o proyecta las primeras ideas, sobre lo que posteriormente se denominó estatismo.
Inclusive como una proto-historia del totalitarismo. San Agustín, con su idea, de la CIUDAD DE DIOS se plantea una problemática de perfectibilidad inmanente como reflejo o sombra de un orden-divino. Mucho menos conocida es la CIUDAD DEL SOL de Campanella, y la más celebre y que le da nombre a este tipo de literatura, es el libro UTOPIA de Tomás Moro, que marca el genero como una visión o anhelo de una sociedad terrenal, proyectada "a mejor" y que nutre abundantemente la filosofía de la ILUSTRACIÓN con sus ideas de PROGRESO, FELICIDAD y más adelante se agrega la palabra REVOLUCIÓN, como medio, para marcar un rumbo y acelerar-la-historia (revolución- industrial, revolución-técnica, revolución burguesa, revolución  proletaria y las multiplicadas revoluciones políticas, de todo signo e ismos. Sólo en Venezuela, la crónica política habla de más de 10.
Pero a nivel de la llamada historia-universal, las más publicitadas y de influencia importante han sido, la REVOLUCIÓN FRANCESA de 1789 y la REVOLUCIÓN RUSA de 1917. Por un proceso manipulado y reduccionista de la izquierda marxista mundial, bajo la batuta de La Unión Soviética (URSS)y las diversas Internacionales Comunistas, la revolución-bolchevique se convierte en paradigmática y modelo y casi la única. En este sentido el marxismo y el comunismo, a pesar de su materialismo, también entroncan con la tradición del
Idealismo-filosófico del pensamiento utopista. Marx transmuta la milenaria tradición religiosa,mesiánica judía, en un mesías colectivo, el proletariado,"destinado" a liberarse y liberar a toda la humanidad, y crear la sociedad-nueva:justa, fraterna, comunitaria, libre, entre-iguales (el hombre-nuevo) para una nueva-tierra y un nuevo cielo, pero en la tierra, para que todos sean FELICES. "Felicidad para todos" era una de las consignas más repetidas en los países comunistas, con la consigna de la Paz y la Sociedad-sin-Clases.
Un siglo después, este sigue siendo el "gancho" fundamental del socialismo no democrático (social-comunismo y derivados, para contrastarlo con la social-democracia) A pesar de Stalin, el GULAG, Pol-Pot,el terrorismo-maoista, la fantasía tropical de Castro y millones de personas asesinadas, torturadas, desaparecidas, encarceladas, exiliadas y muchas naciones secuestradas y arruinadas,a pesar de todo ello, hay quienes todavía CREEN, y la razón principal, a mi juicio, aparte la ignorancia y el resentimiento (Kant diría "en minoridad) la razón básica sería el pensamiento-mágico, no-racional, y la necesidad escapista y utópica de un"mundo mejor". El comunismo, disfrazado de socialismo (en términos conceptuales, no es lo mismo, aunque tengan origen común o parecido) se ha mantenido en cuanto religión-laica, en un mundo,descreído y supersticioso y el marxismo-leninismo fué unas de las respuestas históricas a una realidad llena de problemas en busca de "salidas" y si son mágicas,mejor. Si Marx fue mesiánico Lenin fue un político formado y práctico, de allí la necesidad de una"vanguardia" operativa, el PARTIDO, una élite de revolucionarios a tiempo completo, formados, organizados, cohesionados (un ejército, una milicia, con una dirección central, el famoso POLT-BURO) y con Stalin, un líder único, infalible, eterno,galáctico y en cada revolución, el mismo, con nombre diverso.
El marxismo es un hegelianismo de izquierda como fascismo y nazismo pueden ser considerados como hegelianismo de derecha (términos que uso por comodidad: izquierda y derecha, a mi juicio, en desuso progresivo) pero su persistencia,es porque para muchos es una ilusión-de-utopia.