lunes, 10 de febrero de 2014

"La renta y el reclamo"


“La renta y el reclamo”: “Ensayo sobre petróleo y economía política en Venezuela”, de Diego Bautista Urbaneja, publicado por la Editorial Alfa. Sin lugar a dudas es una importante contribución para entender la historia venezolana del último siglo y ayudarnos a entender estos difíciles y tumultuosos años de comienzos de siglo, que tan convulsionados tienen al país con sus confusiones e incertidumbres en todos los campos, que diera la impresión que a los venezolanos de esta generación se les estuviera negando el futuro. Pero el futuro es real y es inevitable aunque no podamos predecir y prever los acontecimientos que inexorablemente nos lleven a él y sin la seguridad de llegar a tiempo como ocurrió con el siglo XX que según el decir de Mariano Picón Salas el país llegó con 35 años de retraso, solo después que muriera el dictador Juan V. Gómez.
Desde 1914 hasta nuestros días la historia nacional ha transcurrido por los cauces que han marcado la economía petrolera. Desde 1922 el petróleo se convierte en nuestro principal producto de exportación, llegando a ser tan determinante en nuestra economía que todavía hoy más del 90% de nuestros ingresos provienen del petróleo, creando la economía de puertos que lamentablemente venimos siendo. Realidad ésta que ha creado prácticamente todas las distorsiones que nuestra sociedad padece, tanto en lo social como en lo político, desde la mentalidad rentista de todos hasta el aprovechamiento inmisericorde de la renta petrolera por unas élites codiciosas y a la larga irresponsables, que sin obviar ningún medio lícito o ilícito (la famosa corrupción) se han apropiado de la mayor parte de esta renta, propiciando y creando los fuertes desequilibrios que nuestra sociedad arrastra y que apenas han logrado mitigar de manera absolutamente insuficiente nuestro sesgado populismo que no ha sido otra cosa que fachada o ideología para ocultar y legitimar el usufructuo del poder por unos grupos minoritarios tantos venidos de las élites militares como de la llamada burguesía nacional.
Como dice el autor, hemos tenido una política económica sin economía política, es decir, que la apropiación ha prevalecido casi absolutamente sobre la distribución, con algunos períodos normalmente cortos en donde el esfuerzo distributivo significó un avance importante en nuestra configuración de sociedad moderna pero siempre con fuertes contrastes y desequilibrios.
Como muy bien lo entendió Rómulo Betancourt, en su libro Política y petróleo, en Venezuela nada puede ser explicado y entendido sino en esta perspectiva que Diego Bautista Urbaneja recoje y desarrolla de manera magistral, igual que otros estudiosos y autores, como por ejemplo, Asdrubal Batista, que sin lugar a dudas son fundamentales para esta afortunada y desdichada Venezuela petrolera.

1 comentario:

  1. A qué dirección de email podría ubicarlo para una entrevista. Saludos

    ResponderEliminar