martes, 6 de febrero de 2024

En donde estamos

 


María Corina Machado es la candidata electa de la oposición y para ello se hicieron las Primarias

El régimen no le va a permitir participar y es lo que se evidencia con la decisión del TSJ. Hasta que no se conozca el cronograma electoral y la fecha de inscripción de candidatos, MCM es candidata y debe seguir actuando como tal y seguir impulsando la Gran Alianza Nacional (GANA) y la exigencia de un proceso electoral competitivo y sin exclusiones. Llegado el momento de inscribir la candidatura y no permitirle su derecho a participar, seguramente habrá un relevo necesario y seguramente ya previsto y en donde MCM será la gran electora por el simple hecho del respaldo decidido en las Primarias.


Lo que si está claro es la vía electoral así como seguir impulsando la participación y la "vigilancia" del proceso, sabiendo que el régimen perdió todo el apoyo popular pero conserva aparentemente el control de todos los poderes, incluido el CNE. Entiendo que MCM ha logrado cimentar su importante liderazgo,más allá del proceso electoral,como una voz y un símbolo de la lucha ininterrumpida por la libertad, democracia y el progreso nacional. De no permitirle competir en las elecciones,de las cuales seria segura ganadora, MCM conservaría la vocería y el liderazgo que ostenta y que seguiría siendo fundamental en el proceso político en desarrollo hacia una transición democrática.


Venezuela está tan destruida en todos los aspectos que incluso ganando las elecciones seria fundamental gestionar un proceso de gobernabilidad y cambio, que para ser exitoso y evitar grandes conflictos y traumas, necesariamente obliga a mantener abiertos los procesos de dialogo y negociación y evitar en todo momento los radicalismos, que nunca aportan soluciones sino solo violencia.


Las transiciones democráticas exitosas, como experiencia, respondieron a unas negociaciones que implicaban elecciones libres, gobernabilidad y gradualismo en las reformas y políticas públicas necesarias. Sabemos que cada caso es particular, pero en España, Chile, Brasil, etc.


Se cumplió de alguna manera, el esquema, negociación/elecciones/gobernabilidad/. Otro hecho claro, es no confundir la negociación en Barbados con la de Qatar están relacionadas pero no necesariamente vinculadas. La primera es de orden político interno, la segunda es fundamentalmente geo-política, vinculadas ambas pero diferentes. Esto me lleva a pensar que las "sanciones" en petróleo y gas suspendidas van a seguir igual. El verdadero interés de Estados Unidos y otros países es la economía no nuestras elecciones ni nuestra democracia y mucho menos nuestros padecimientos y bienestar.


Los países tienen intereses no amigos. De allí la importancia de entender, de una vez por todas, que los problemas nuestros debemos resolverlos nosotros y entre nosotros.


En conclusión, MCM es candidata y lo sigue siendo hasta que no se dé el hecho objetivo e irreversible de que no le permitan inscribirse, en ese caso, estoy seguro, que tanto MCM, quienes la apoyamos y los diferentes partidos y grupos estaremos preparados, para seguir participando en el proceso electoral y alcanzar el triunfo electoral para generar el cambio de gobierno y políticas que la mayoría viene demandando.

sábado, 27 de enero de 2024

CIUDADANÍA

 

Esta se origina en el hogar, cuando madres y padres dan buenos ejemplos de conducta responsable. En nuestra sociedad, las madres han sido mucho más responsables que los padres, muchos de los cuáles, engendran hijos y los abandonan irresponsablemente.

Ciudadanía se forma en una educación de pedagogía viva, con maestras y maestros, educados, competentes y responsables. Ciudadanía se desarrolla en la vida social, todos los días y todo el tiempo. Cuando nuestra conducta se sustente en la coherencia entre el decir y el hacer. Ciudadanía es el buen ejemplo de los adultos, frente al niño y al joven, en todos los ámbitos.

Un funcionario y un gobernante, a cualquier nivel, corrupto y delincuente, sin sanción y sin castigo, es un cáncer disolvente de la sociedad y crea una pedagogía negativa.

Un juez que se corrompe y su decisión no responde a la ley ni a la justicia es otro cáncer. Igual el sacerdote y el pastor que predican valores y actúan en la dirección contraria.

El empresario que sucumbe a su codicia y ansias de poder y el político a su ambición y codicia No-ciudadanía es cuando somos indiferentes al bien común, al interés legítimo de cada persona, grupo o comunidad.

No-ciudadanía es cuando nos ausentamos de la política y su quehacer, entendiendo política como todo lo que influye en el destino común de la ciudad, país, humanidad.

La política no se agota en la existencia de los partidos políticos, sino que la política se desarrolla en todos los ámbitos de la sociedad y su protagonista es la persona concreta que trasciende su condición de individuo y asume responsabilidades como parte de la sociedad civil.

Ciudadanía es la responsabilidad con respecto a la libertad de cada uno, el Estado de Derecho efectivo y la garantía real del cumplimiento de los Derechos Humanos y el cuidado de la madre-tierra o Casa Común.

La negación de la ciudadanía es la tiranía, la dictadura, la autocracia, por la sencilla razón que nos obliga y pretende la servidumbre de rebaño, y un individuo y su círculo de poder decidir por nosotros.

De allí que la libertad y la ciudadanía implican la democracia. Un sistema político, económico y social, abierto, plural, en diálogo permanente. De oportunidades iguales para todos y lo menos desigual posible. La pregunta más pertinente siempre es, cuáles son mis responsabilidades y asumirlas para poder exigir mis derechos.

Muchos derechos proclamados en la Constitución sin equilibrarlos con las responsabilidades conducen a un divorcio entre teoría y praxis.

Ciudadanía implica la consciencia plena de nuestras responsabilidades, a todos los niveles y en todo momento -desde un principio fundamental, mis derechos terminan dónde empiezan los derechos del otro, el principio de la convivencia y la paz social.

En conclusión, ser ciudadano no es fácil, igual que no es fácil vivir con dignidad y libertad, pero ética y moralmente estamos obligados a intentarlo. Tener el coraje de vivir a la altura de nuestra consciencia más exigente. Predicar valores y ciudadanía, concientizar como se acostumbra decir, sin el ejemplo vivo es empeño inútil. Nunca podemos olvidar nuestra condición social y ética.



miércoles, 17 de enero de 2024

Los genios - Jaime Bayly


 

 

 

Según el autor Jaime Bayly esta es una novela, una ficción sobre dos autores que califica de genios y de los que no deja de reconocer y ponderar sus libros en ningún momento.

Pero leyendo el libro nos damos cuenta que el titulo es una ironía, ya que todo el texto gira en torno a hechos y anécdotas sobre García Márquez y Vargas Llosa y sus respectivos entornos familiares y amatorios, en el lapso de tiempo que se conocieron y fueron amigos.


Como individuos, quedan reducidos a sus dimensiones "humanas y demasiados humanas".

Intuyo en Jaime Bayly una dulce venganza literaria hacia ambos consagrados escritores y en particular hacia su paisano peruano Vargas Llosa, como por ejemplo cuando pone a decir a la agente literaria de ambos Carmen Balcels que "García Marquez es el genio y Vargas Llosa el primero de la clase".

Jaime Bayly, sin duda está bien informado y maneja muy bien la historia, escribe bien y mantiene la atención del lector.

Maneja la ironía y el humor, recrea la picaresca amatoria de ambos autores, en la época en que situá la narración con toques de erotismo bien logrados e inclusive escribe algunas páginas brillantes, en particular me gustó mucho, cuando narra el entierro de la pierna del dictador Velasco Alvarado, hilarante realismo mágico y retrato apropiado de nuestros dictadores, ignorantes, arrogantes y primitivos.


En el trasfondo de este libro, también se recrea bastante bien, el clima de la época en torno al llamado "boom literario latinoamericano" y sus principales figuras y circunstancias.

El protagonismo mercantil de la industria editorial catalana, Castro y Cuba, los vínculos políticos e ideológicos de los escritores, el éxito económico, la fama y estilos de vida, etc.


No es poca cosa para una ficción que en el fondo es una crónica de una mitología y de dos mitos literarios.

sábado, 6 de enero de 2024

NOSOTROS SOMOS EL TIEMPO

 

Terminando el año 2023 la inevitable reflexión sobre el tiempo humano o tiempo existencial. El tiempo como sucesión es una idea contenida en el Antiguo Testamento y se refiere a la historia humana como una temporalidad, generacional, con un origen, el Génesis y un fin humano, el Apocalipsis o consumación de los tiempos. Tradición que se asume y continua en la tradición cristiana del Nuevo Testamento Hay un tiempo de Dios y hay un tiempo humano. Esta visión evolutiva, de progresividad y progreso se consolida en la modernidad, con la idea de progreso y utopía, ideas que en los últimos tiempos empiezan a ser cuestionadas por el nihilismo triunfante y la visión distópica que la era tecnocrática en curso tienden a imponer, acentuado por el aparente caos de un nuevo orden en desarrollo. En función de todo esto es que la Iglesia Católica en su último Concilio, el Vaticano II se define y asume como historia en la historia. En paralelo con esta tradición que define la llamada Cultura Occidental, capitalismo, liberalismo y marxismo incluido, existen otras tradiciones más en la línea del pensamiento oriental, africano y de los llamados pueblos indígenas que tiene mucho que ver con la idea del Eterno Retorno Idea muy presente en el pensamiento y práctica religiosa, como liturgias y rituales que se repiten cada año, de manera casi inalterable. Es el tiempo antropológico de los ritos y procesos de identidad y socialización comunitaria y cultural. Nacimiento, adultez, matrimonio, hijos, cumpleaños, defunción y el ciclo vida-muerte-vida, recomienza y sigue.

Es el tiempo de los humanos y así cada año lo celebramos colectivamente como un fin y un comienzo. Hay variantes culturales en la celebración y cronologías diferentes, pero en esencia todo se reduce al año que termina (2023) y al año nuevo que comienza (2024). Una continuidad en la discontinuidad, de un día para otro, 31 de diciembre/1 de enero, nada cambia realmente, pero psicológicamente todos nos asumimos "en tránsito" al futuro, con propósitos nuevos o renovados, con planes y proyectos y expectativas, en general positivas.

Somos tiempo y somos la medida del tiempo. A nivel personal, es inevitable la angustia del tiempo, a medida que avanzamos en edad, aparece el fantasma de "que somos tiempo, que se agota y acaba" aunque a nivel familiar, pensamos en nuestra descendencia y a nivel colectivo en nuestra especifica pertenencia a un grupo, pueblo, nación, humanidad. La síntesis de todo lo expresado hasta aquí empieza a formularse en la tradición filosófica griega comenzando con el mismo concepto de hombre o humano: Antrophos nacidos para morir y lo más importante con consciencia de ello, a diferencia de todos los otros seres y elementos de la tierra. Sólo los seres humanos sabemos que vamos a morir y por consiguiente hay que plantearse las preguntas inevitables de identidad, pertenencia y sentido de la vida, individual y colectiva. Qué soy, qué quiero, qué busco, qué hago. Quien soy y con quién me relaciono, cómo me relaciono. A quién daño, a quién beneficio, a quién hago feliz. Mis deseos pueden ser absolutos. Cuáles son mis oportunidades, mis límites. Mis valores, mi libertad, en que creo. El combate más difícil que es con mi propio ego, con mi egoísmo, codicia, ambición. Cuál es mi relación con mi pasado y lo más importante, con el futuro. Mis errores y mis aciertos y así se multiplican las preguntas y los interrogantes. Aprender a convivir con la incertidumbre y nuestros muchos miedos y tantas y tantas cosas que no comprendemos, que no compartimos, que nos desconciertan. Vivir exige coraje y fortaleza espiritual y aprendizaje permanente.

Mucha humildad y silencio. Para no incumplir con el ritual, les deseo propicio y venturoso 2024.